¿Afecta el verano al dolor de espalda y las contracturas?

No ha empezado el verano aún y ya estás buscando fisioterapeuta en Granada por dolor de espalda y contracturas. Muchas personas piensan que hay una relación directa entre el verano y las dolencias mencionadas. Las altas temperaturas, los días soleados, el tiempo libre, los viajes,… La época estival se puede relacionar con una mayor posibilidad de sufrir dolor de espalda y contracturas. Sin embargo, las causas son muy diversas y te vamos a explicar por qué pueden aparecer esas molestias. Además, nuestro equipo de fisioterapeutas del centro médico y de fisioterapia en Granada, Trauma Granada, nos explica cómo puedes evitar sufrir contracturas en verano.  

Los viajes

Después de dos años casi sin movernos de nuestro entorno, retomamos los viajes con muchas ganas. Ten en cuenta que la preparación del viaje puede suponer un factor de estrés y éste es una de las causas más comunes de contracturas. Esto es así, porque el estrés causa tensión muscular. Además, los largos trayectos en coche o en incómodos asientos, también pueden afectar a la salud de tu espalda. Cargar de forma incorrecta con una maleta o llevar demasiado tiempo una pesada mochila son factores que pueden afectarnos físicamente. Por otra parte, cuando viajamos, no disponemos de nuestra almohada y colchón en el alojamiento. Aunque en algunos establecimientos suelen cuidar estos detalles, el cambio también puede pasarnos factura y provocar que descansemos de forma insuficiente. En la clínica de fisioterapia y centro médico Trauma Granada, el verano es una época del año de plena actividad ya que atendemos a muchos pacientes aquejados de contracturas y dolores de espalda. 

El aire acondicionado y su relación con el dolor de espalda y las contracturas

En estos momentos en los que estamos sufriendo una ola de calor en Granada es natural encender el aire acondicionado para mitigar las altas temperaturas. Sin embargo, exponernos durante demasiado tiempo al frío de estas máquinas puede provocar una contracción anormal de las fibras musculares. Esta tensión muscular constante puede derivar en una contractura, tal y como ya hemos mencionado antes con el estrés. Algunos especialistas señalan al aire acondicionado como el causante de numerosas contracturas cervicales. 

Las altas temperaturas

¿Afectan las altas temperaturas a los dolores que puede sufrir una persona? La actual ola de calor en Granada puede llegar a provocar un empeoramiento de los dolores musculares, crónicos o no. También puede generar que aparezcan algunas contracturas. Uno de los problemas asociados con las altas temperaturas es que causan apatía y cansancio. Estos factores desmotivan al paciente que sufre dolores crónicos a realizar sus rutinas de ejercicios. Pero el mayor riesgo de todos asociado a las altas temperaturas es la deshidratación. La respuesta natural de nuestro cuerpo frente al calor es la sudoración. Sudamos para poder regular la temperatura de nuestro organismo. La pérdida constante de líquidos en este proceso, puede alterar la forma en la que funcionan nuestros músculos. Según el grado de deshidratación, la carencia de líquido se acusa a través de diferentes síntomas. La persona que sufre un grado leve de deshidratación puede sufrir una disminución de la contracción muscular. Un estado más grave de deshidratación provocará debilidad y calambres musculares. Un estado severo de deshidratación puede generar contracturas graves. Por supuesto, hay otros síntomas y riesgos asociados a la deshidratación, aunque en este artículo solo hemos puesto el foco en lo que concierne a músculos y huesos. 

¿Qué puedes hacer para evitar dolores de espalda  y contracturas este verano?

Vacaciones sí, pero no de los hábitos saludables. Si se realiza una rutina de ejercicios hay que mantenerla, aunque se modifique a horarios en los que haga menos calor. La hidratación y una dieta variada y rica en fruta y verduras son muy necesarias para disfrutar de una época estival en perfectas condiciones.

¿Sales más al jardín? Intenta evitar realizar tareas extenuantes en las horas de más calor, es mejor llevar a cabo las tareas del jardín en varias fases, adoptando posturas cómodas, no cargando con peso y no realizando sobreesfuerzos que puedan provocarnos alguna lesión.

En el agua, mucho ojo, en especial con los saltos de cabeza. Se estima que el 5% de las lesiones medulares se han producido debido a una zambullida que no ha tenido en cuenta los riesgos. 

No obstante, el agua puede ser una aliada perfecta para nuestros dolores musculares. Los fisioterapeutas de nuestro centro médico en Granada, pueden recomendar una rutina de ejercicios adecuados a cada paciente que pueden ser realizados dentro del agua. Gracias a la presión ejercida por el agua, caminar o hacer determinados movimientos dentro de una piscina pueden ser parte de un excelente tratamiento terapéutico. 

En nuestro centro médico y clínica de fisioterapia en Granada, contamos con el mejor equipo de fisioterapeutas de la ciudad y con la maquinaria más avanzada para poder tratar todo tipo de lesiones. Puedes solicitar cita hoy mismo, contactando aquí con nuestro centro en Granada. 

Y recuerda, que disponemos de aparcamiento gratuito para nuestros pacientes en el parking del Hotel Luna. Además, estamos a un minuto de la parada de metro de Méndez Núñez en Granada.

También te puede interesar: 

Fisioterapia para contracturas

Fisioterapia para lesiones de accidentes de tráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.